Del tronco a la tabla

Fecha: 29/01/2018

Buscar

Somos naturaleza. Hemos crecido rodeada de ella. Como personas, amamos lo que la naturaleza significa. Como empresa, estamos comprometidos con su protección, haciéndola compatible con una explotación sostenible de sus recursos. Contar con la naturaleza significa integrar el entorno en nuestros procesos. Más de seis décadas trabajando por y para los bosques, nuestra fuente de inspiración.


Fabricamos muebles con responsabilidad ecológica, muebles de madera maciza de pino que provienen de bosques sostenibles. Maderas locales y certificadas (PEFC). Porque somos conscientes de que cada pequeña acción influye directamente en el resultado. Por eso, en Astigarraga Kit Line nos encargamos de controlar todas las fases de la producción, las diversas etapas del ciclo de vida de todas nuestras piezas: desde el tronco a la tabla y más allá. Sólo así podemos garantizar que todos nuestros productos sean de primera calidad y, lo más importante, respetuosos con el medio ambiente.


En Astigarraga Kit Line, la tala de bosques controlados se complementa con la reforestación. Nos gusta saber que detrás de cada persona que disfruta de un espacio agradable en su hogar,  hay otra plantando un árbol en nuestros bosques.

Cuidamos la naturaleza. Respetamos la flora y la fauna del entorno. Limpiamos los bosques y los mantenemos vivos. Y solo realizamos una tala selectiva de aquellos pinos que se encuentran en su crecimiento más óptimo, esto es, entre los 30 y 35 años de vida.

A partir de los troncos seleccionados en su momento óptimo de crecimiento, iniciamos su transformación en una serrería local. Los troncos se convierten en tablas uniformes y los residuos que se generan (viruta, serrín y corteza) serán después reutilizados para otros fines: papelera, sector agrícola…

Una vez que hemos obtenido las tablas uniformes en la serrería, las bañamos en un líquido fungicida para proteger la madera de hongos e insectos. Comienza ahora uno de los procesos más importantes para rebajar la cantidad de agua de la madera, y poder así trabajarla y obtener un producto natural de calidad: el secado u oreo natural.


El secado de nuestra madera es prácticamente natural, es decir, al aire libre. Cuando las tablas vienen de la serrería, pueden albergar un 90% de humedad. Lejos de realizar un secado agresivo para que la madera se seque de una manera rápida y antinatural, en Astigarraga Kit Line respetamos el ciclo de una materia viva como es la madera. Por eso, durante 4 meses, apilamos las tablas cortadas y las exponemos en unas campas a la intemperie. Sólo así podemos conseguir rebajar la humedad de un 90% a un 20% y que la madera se estabilice de una forma lo más natural posible.

Un porcentaje que aún no es suficiente  para procesar la madera. Por eso, se hace necesario un último y breve secado industrial, que consiste en hacer circular aire caliente entre las maderas. Para ello, utilizamos nuestros propios recursos naturales. Y es que la energía la creamos a partir de la quema de las virutas y el serrín obtenidos anteriormente de la madera. Con este secado artificial, la madera puede alcanzar un 12% de humedad. Ahora las tablas si están listas para mecanizar.

Y así podemos garantizar ofreceros productos ecológicos, naturales, resistentes y decorativos. En Astigarraga Kit Line, la madera es nuestra razón de ser. Pensamos que es un producto natural ideal para amueblar nuestras vidas. Y trabajamos para hacerla accesible a todos. Con calidad, con diseño. Apostamos por el futuro, siendo la sostenibilidad nuestro principal valor.


Gracias por dejarnos decorar vuestro hogar de manera sostenible.