El antes y después de una zona de estudio y de juegos

Fecha: 09/11/2018

Buscar


El que avisa no es traidor. Este antes y después te puede generar unas ganas incontrolables de querer cambiar inmediatamente tu zona de estudio. Puedes parar aquí o seguir leyendo.


La madera maciza de pino de Astigarraga Kit Line es la artífice de la radical transformación de una habitación de la coqueta casa de la sevillana Amparo (@amparolasnubes). Se trata -mejor dicho, se trataba- de un espacio ‘cajón desastre’, que igual albergaba una mesa de escritorio que la tabla de planchar que cajas acumuladas, sin orden ni concierto.

Cansada de este caos y con la suerte de disponer de una habitación para poder dedicarla tanto para estudiar como para jugar, la transformó por completo. Tener un espacio para ambas funciones es una oportunidad excelente para crear una estancia acogedora que dé respuesta a las necesidades del día a día. La habitación no tiene muchos metros pero eso no ha sido excusa para crear un espacio cálido y multifuncional en el que se ha aprovechado al máximo cada metro cuadrado. Conforme se entra por la puerta, la zona frontal está dedicada al estudio; la parte izquierda es, sin embargo, la zona de juegos.

Amparo ha querido crear un doble escritorio. En los extremos, ha optado por los caballetes regulables Archi Tec en color negro. Para separar los dos tableros, ha utilizado como pie de la mesa dos módulos de la serie Dinamic, colocados en vertical: el módulo cubo de tres cajones y el módulo cubo de dos cajones, que han sido pintados de blanco. En la parte izquierda de la pared, un estante sostenido por las triangles sobre la que descansa, un minibloc y dos cajitas de madera sin tapa. Y en la parte derecha, la estantería modular Dinamic de tres huecos, que se ha optado por añadir en un extremo, el accesorio de la puerta, y en el otro, la caja sin tapa de 30x30x30 cm. Sobre la mesa, nunca está de más, valga la redundancia, más miniblocs y la cajonera de la serie Natura de cuatro cajones, perfectas para que el escritorio luzca radiante y todo esté ordenado, fuera de la vista.

El rincón destinado al juego está formado por una estantería Evolution donde descansa la Play y todos los artilugios que le acompañan, como son los mandos y los cascos; un baúl de la misma serie Evolution que esconden los balones de fútbol; y dos cajoneras de tres cajones de la serie Natura, perfectas para almacenar. Amparo ha decidido darle un discreto toque de color pintando uno de los cajones de blanco.

¿Qué os parece este antes y después? La madera ecológica de Astigarraga Kit Line y el gusto exquisito de Amparo son las claves de este radical lavado de cara de un espacio que es, a la vez, zona de estudio y de juego.


Gracias por dejarnos decorar vuestro hogar de manera sostenible.