Dormir entre árboles

Fecha: 14/05/2017

Buscar

¿Hay algo más idílico que dormir en las alturas, en una casita en un árbol? Sí, seguro que algun@s estáis pensando en una habitación con vistas a una playa de la Seycheilles. No es mala idea, pero en Astigarraga Kit Line nos apasiona vivir en libertad y completa armonía con la naturaleza más pura. Grandes y pequeños, ¿quién no ha soñado alguna vez con trepar un árbol y dormir en lo más alto?


Para un fin de semana o simplemente para pasar una noche especial en la naturaleza, vamos a hacer un tour por algunas de las cabañas o casas de madera más espectaculares encaramadas en un árbol en España y Francia.


A 17 metros de altura y suspendida en el aire, en la localidad de Zeanuri en Vizcaya, en el norte de España, se encuentra esta maravilla de cabaña de madera. Mediante un sistema de poleas, te suben el desayuno hasta tu cabaña. ¡El paraíso existe!


Seguimos en España. En un entorno privilegiado, en plena Sierra de Gata, en la provincia de Extremadura, se esconden estas fantásticas cabañas de madera. Dormirás completamente rodeado de grandes robles y envuelto con los sonidos de la naturaleza.

extremadura ok ok.jpg

Cruzamos por la frontera y nos vamos a Lamonzie-Saint-Martin, en la región de Aquitania (Francia). La cabaña (http://www.cabanedubost.fr/) se encuentra entre dos robles americanos, suspendida a 5 metros del suelo. Podrás disfrutar de unas vistas impresionantes desde su gran terraza de 24 m2. ¡Y sí!  El desayuno también te lo suben en una cestista hasta arriba.

francia 1.jpg

Cerca de la pequeña localidad medieval de Monpazier, en Francia, se encuentran estas cabañas. Bien flanqueadas por sólidos robles, las vistas a la bella ciudad fortificada son de ensueño.

monpezier.jpg

Esta no está ni en Francia ni en España, sino en Cánada, pero nos parece el colmo de la belleza. Dicen que es una de las casas de árbol más altas del mundo. Situada cerca de Revelstoke, esta vivienda se tardó en construir alrededor de este árbol 15 años, sin planos ni modelos.

CANADA.jpg

¡Nosotros nos quedamos aquí descansando!