Cómo hacer un atrapasueños de forma fácil

Fecha: 05/10/2018

Buscar


En torno a muchos accesorios o amuletos hay muchas leyendas. Y en torno al objeto del que queremos hablaros hoy también: el atrapasueños. Asibikaashi. Así se llama la mujer araña de la que cuenta una leyenda que cuidaba a las personas que habitaban la tierra. Esta mujer velaba por todos los niños que llegaban, se posaba sobre las cunas y las camas y tejía una fina pero robusta telaraña. De esta forma, atrapaba todo lo malo en sus hilos, y cuando amanecía, lo malo se evaporaba.


La leyenda continúa y es que cuando el pueblo de esta mujer araña comenzó a diseminarse por las Américas, ya no pudo cuidar a todos los pequeños, por lo que sus madres y sus abuelas no tuvieron más remedio que ponerse manos a la obra: tejer redes para que atraparan los malos sueños, protegiendo así a sus pequeños. Suena bien, ¿verdad? Los atrapasueños se originaron en Ojibwa (Estados Unidos). Los construían atando hebras vegetales teñidas de rojo en el interior de un círculo, simulando una telaraña. Así, el atrapasueños, colgado sobre la cabecera de la cama, se usaba como amuleto para proteger a los niños de las pesadillas.


Después de esta bonita historia, ¿no os han entrado ganas de construir un atrapasueños? Pues hemos hechos muchos DIY fáciles, pero éste lo es aún más. Comenzamos por los materiales.

1. Una triangle pequeñade 20x20

2. Un trozo de cuerda de tres colores: blanca, ocre y azul

3. Plumas

Y como decimos el paso a paso es muy sencillo:

1 En uno de los vértices del triángulo atamos una de las cuerdas: la blanca. Colocamos la punta sobrante hacia arriba. Con ella podremos colgar más tarde el atrapasueños donde queramos.

2.Y casi sin descanso, comenzamos a jugar. Por los propios agujeros que trae la triangle, jugamos a pasar las cuerdas ocre y azul de un agujero a otro haciendo nudos en la pasada. Se trata de tejer una especie de red interior.

3.Por último, se dejan tres cuerdas que cuelguen de la base. Aquí irán las cuentas y las plumas.

Et voilá !

¿Habéis visto qué fácil se hace? ¿Te atreves hacer un atrapasueños? Recuerda que lo más importante es que creas en él.


Gracias por dejarnos decorar tu hogar de manera sostenible.